Idioma Número
Hacia una lectura cultural de las artes populares, la danza marroquí en grupo como ejemplo.
Hacia una lectura cultural de las artes populares, la danza marroquí en grupo como ejemplo.
Número 48

 

Dr. Abdelfattah Chaid, profesor de la crítica literaria en la universidad Hasan I Marruecos.

          Este ensayo aspira a exhibir el papel del patrimonio cultural en la realización del desarrollo cultural, destacando la riqueza cultural social que expresa la originalidad en la identidad y la profundidad inestimable, lejos del “folclore” y del “espectáculo circunstancial”. En la aproximación de las artes populares y de los discursos culturales marginados, se beneficia del análisis cultural  por su permanente aspiración a mas allá de los textos para determinar las relaciones que existen entre ellos y los valores, por una parte, y entre ellos, las instituciones y otras prácticas en la cultura por otra parte. Además de su continuo procedimiento por “descubrir” los valores de rechazo y dominio, la lucha contra la malignidad y la confirmación de la identidad colectiva nacional, cultural y artística de la tribu, de la familia o de la patria, oponiéndose a los diversos tipos del dominio cultural. Con eso devuelve el valor de las culturas locales, de las clases populares y de sus artes originales que las expresan, en su calidad del verdadero representante del pueblo en su profundidad temporal y espacial y en su topografía artística y perceptiva. El estudio escoge la danza marroquí en grupo para experimentar sus hipótesis e instrumentos de su análisis, en su calidad de un discurso completo en el que se compenetran diferentes géneros y diversos horizontes creativos y culturales.

          La danza en grupo en las artes populares patrimoniales, no son simple movimientos superficiales aislados de su profundidad social, sus letras no son expresiones sueltas lejos de las preocupaciones del colectivo y sus ritmos no son toques para gozar y pasar tiempo, sino que son prácticas culturales que están plantadas en la conciencia de los individuos desde épocas muy antiguas. En los lugares más dinámico y más activos, desempeña continuamente su papel en la resistencia, la conservación de la identidad y el mantenimiento del patrimonio. Incorpora con brillo los valores del heroísmo, del trabajo, de la colaboración y de la ecuanimidad. Examina a fondo el colectivo y revela su perspectiva de la vida y de la existencia,  para construir mundos de concesión, arte y cultura. La danza popular, “se emplea de un modo general para describir los tipos de danzas conocidas entre los distintos pueblos, y que son de orígenes semejantes y se transmiten de generación a generación. Por eso la danza popular en general, se considera un importante medio para interpretar los sentimientos,  las creencias de los pueblos” y para revelar sus preferencias estéticas, su carga cultural y mental.

          La danza marroquí en grupo, se distingue por su completo discurso. Es una mezcla homogénea de poesía, canto, música, movimientos, costumbres, modo de vestir, de preparar comida y de ejecutar diferentes tareas. La danza y el canto, se vuelven a ser simple símbolos de elementos culturales muy antiguos y complejos, que manifiestan las características sociales, lingüísticas y filosóficas de la persona que practica el espectáculo, interacciona con él, o simplemente forma parte de la sociedad que la produjo.

          Al final del ensayo percibimos sin duda alguna que las artes populares en general y la danza en grupo de un modo particular son estructuras artísticas cargadas de belleza y valores. La lectura cultural nos posibilitó demostrar sus vínculos con la identidad, con el colectivo y con el patrimonio, descubriendo los valores de rechazo y resistencia que  oculta.

          Hemos llevado sus hipótesis a las artes de “la danza marroquí en grupo” y la hemos encontrado un producto cultural original y renovado, y un discurso estético completo, que incita al análisis, con su contenido de estructuras culturales ricas, que hemos demostrado a través de determinados componentes de valor. Nos centramos sobre: valores de resistencia, defensa del colectivo, valores de tratamiento de la mujer con justicia, valores de colaboración y solidaridad. Estos valores son como un foco que giran a su alrededor otros numerosos valores, que el colectivo transmitió generación tras generación, y persisten hasta hoy como puerto de belleza y grandeza en este país. Hoy a principios del siglo XXI, se viste de nuevas dimensiones, con las nuevas tecnologías y las redes sociales. Es un tema que queremos abordar en otros ensayos en el futuro.